jueves, 3 de octubre de 2013

Telecomunicaciones, estratégicas para mineras


En plenos yacimientos mineros, las principales compañías del sector extractivo – de capital nacional y extranjero (principalmente canadiense) – realizan inversiones estratégicas y no precisamente en exploraciones o explotación de minerales. No importa que los precios de los commodites como oro y plata atraviesen por una verdadera montaña rusa en función de la demanda de valores refugio o de la búsqueda de rendimientos en mercados emergentes. Compañías como Peñoles de Alberto Bailléres, Grupo México de Germán Larrea y Frisco de Carlos Slim está contribuyendo al crecimiento de dos dígitos en el sector de las telecomunicaciones. La noticia es que el sector minero instala antenas para contar con señales de telecomunicaciones en cualquier sitio de sus operaciones, sin importar la distancia o la profundidad. Ahora, la posibilidad de incrementar la conectividad de sus operaciones y administración promete a las compañías del sector extractivo tomar decisiones en tiempo real que ya les reportan ganancias. Todo gracias a las telecomunicaciones. Ahora, el reto es para las autoridades del Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFETEL) que deberán acelerar, por cierto, la competencia para reducir los costos de conectividad en cualquier parte del país. En sectores como en el de la minería es claro, por lo tanto, la relevancia de las telecomunicaciones.  La productividad, entonces, no es una frase hecha cuando se asegura que las telecomunicaciones contribuyen al crecimiento del Producto Interno Bruto. La canadiense Goldcorp que preside Ian Telfer, con inversiones en México por más de 2,500 millones de dólares, también considera estratégicas las inversiones en tecnologías de la información y en telecomunicaciones. Imagine usted la relevancia de la comunicación en las profundidades de una mina con yacimientos clave para el gigante canadiense de la minería. No es gratuito, por supuesto, que en el Consejo de Administración de Goldcorp aquí en México participe Blanca Treviño, presidenta de Softek.
Y en medio de esta euforia por las telecomunicaciones, la compañía especializada en tecnologías de la información, Global Net Solutions trajo aquí la representación de la compañía australiana Retriever Communications que ha desarrollado soluciones integrales para la industria minera.  Fue Jorge Reyes, director de Global Net Solutions, quien logró traer la representación de la firma australiana a México y no sólo buscará llevar los productos de su nuevo socio al sector minero sino también al de la energía, en donde ya se da como un hecho que no sólo Pemex será el gran cliente para este tipo de servicios a distancia sino que los proveedores estadounidenses llegarán con inversiones de largo plazo una vez que se aprueben las modificaciones constitucionales. Global ya se encuentra en pláticas con las principales empresas mineras del país para la entrega de servicios y software especializado para la gestión de la producción del sector extractivo en tiempo real.
Por cierto, para fortalecer el argumento, de acuerdo con la consultoría que dirige Ernesto Piedras, The Competitive Intelligence Unit, el sector de las telecomunicaciones, a pesar de los problemas que enfrentó la economía, generó recursos por más de 16,000 millones de dólares y creció 7.7 por ciento hasta el primer trimestre y en términos anuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario